¡¡¡BERTA VIVE!!! ¡La lucha sigue!

Berta Vive

El día de hoy se conmemora un año del intento de silenciar la lucha de Berta Cáceres en contra del patriarcado neoliberal explotador, extractivista y opresivo. Nosotras, las Vecinas Feministas por la Justicia Sexual y Reproductiva, queremos aprovechar este día para celebrar su vida, su legado y su trabajo por visibilizar las intersecciones de las luchas indígenas, del territorio tierra y del territorio cuerpo, de defensa de los derechos humanos, de las mujeres y feministas.

Berta representa la fuerza de nuestros movimientos de mujeres, de la lucha por la tierra y  de los pueblos indígenas al mismo tiempo que es evidencia de la vulnerabilidad en la que las defensoras de los derechos humanos hacemos nuestro trabajo día con día. El sistema y poder económico nos violentan mientras que los estados y sus mecanismos de protección no alcanzan a garantizar y proteger todos nuestros derechos.

Es fundamental que nos unamos como mujeres en todas nuestras diversidades y como movimiento desafiemos unidas al sistema opresor, que hagamos manada y que nunca más queden los crímenes contra nosotras impunes.

Desde todos los rincones de nuestro continente exigimos que se erradiquen las prebendas y privilegios que dan cabida a la violación de nuestros derechos humanos en los diferentes espacios sociales y de lucha. Necesitamos que los países de América Latina se comprometan a garantizar nuestro derecho a defender lo que es nuestro, nuestros territorios y nuestros cuerpos. Demandamos que los países fuera de América Latina se comprometan a no seguir violentando nuestros derechos y nuestras tierras con sus políticas y empresas extractivistas.

El dos de marzo de 2016 los intereses extractivistas quisieron callar a Berta pero se multiplicó y renació la lucha feminista por la protección de la Tierra y con ella la esperanza de un mundo con más justicia para todas las que aquí vivimos y para la protección de nuestro territorio y su naturaleza.

FUERA DESA DEL TERRITORIO LENCA

¡¡¡BERTA VIVE!!! ¡La lucha sigue!